Lulú Pe tite

Mi Blog

Carta de una puta a Joaquín Sabina

2015-05-11

Querido Maestro:

En calle manzana prohibida, hay una casa de mala muerte, donde bien quiere la suerte, que se dé la buena vida. Allí vivía una joven, aún de rasgos infantiles, que rentaba sus abriles para que no se los roben.

A un lado de la cantina, de una mesa rinconera, un hombre de traje gris, pidió que alguien pusiera las canciones de Sabina.

Y en la casa del pecado, donde el deseo es una orden, entre los besos mercenarios de auqellas flores de un día, sonaron con voz rasposa las palabras de satín que recitaba con gallardía un cantor español que se llamaba Joaquín.

Fue la vez primera que le escuché, Maestro, cantarle a la soledad y declamarle al deseo, entonar la melodía de calle melancolía y poner en frases francas y cabales la verdad del desamor, de los besos y el pecado. Declararse devoto de la luna, cómplice de la noche, de la risa y del desliz.

Siempre quise agradecerle, a nombre de aquella chica, que en sus canciones hay guiños que sin sentencia ni juicio, describe con precisión los detalles de mi oficio.

Gracias Sabina. Gracias por Magdalena, por el amor en los bares del puerto, por levantarle la falda a la luna, por los besos salados, por no querer amores civilizados, por las sábanas frías, por los que se acuerdan de mí cuando me olvidan.

Gracias Joaquín. Gracias por los besos adictivos, por tu bendito veneno, por la absolución del juez justo y severo. Gracias por corromper al puritano, por pedir con velitas la cena para dos, por cobijarte en amores fugitivos. Por no teñirte las canas, por no guardarte las ganas, por  dormir y no dormir en las camas, donde las aves de un día, curan el sarampión a los reclutas, porque si es como lo ves, y en las andanzas del amor que dan las putas somos todos parte y juez, más claro queda aquello de que nunca jamás quiera decir tal vez.

Gracias por estar aquí. Gracias por querer a México, porque México te quiere a ti.

Gracias Maestro por escribir para nosotras.

Lulú Petite

Aún en México "500 Noches para una crisis"